viernes, 11 de diciembre de 2009

Cazadores de nubes. Julio. Chile

¿Sabes cuánta agua hace falta para producir cada una de esas cosas que nos hacen más fácil la vida diaria, así como los alimentos que necesitamos? Te propongo que pruebes a hallar tu huella hídrica por medio de un sencillo test que encontrarás en: www.waterfootprint.org, puedes ir directamente a la calculadora aquí: http://www.waterfootprint.org/index.php?page=cal/waterfootprintcalculator_indv_ext, está en inglés, pero es bastante fácil.



Click en la imagen para agrandar


Desierto de Atacama, norte de Chile: los lugareños, basándose en la observación de la naturaleza, recogen el agua de la niebla o “camanchaca” por medio de finas mallas colocadas estratégicamente en las laderas de la montaña, al igual que hacen los cactus gracias a los líquenes que los recubren, destilando gota a gota el preciado líquido.
Hermoso ejemplo de cómo se puede, a pesar de la escases de recursos, sacar fruto de uno de los desiertos con más bajo índice de precipitaciones del planeta.


Tags:
Share/Bookmark votar

1 comentario:

Ana E. dijo...

Gracias, Nestor, por compartir esta leccion tan interesante y tan linda. Que buen ejemplo el de las personas de este pueblo para aquellos que hemos dejado de observar a la madre naturaleza, de escucharla detenidamente, de aprender de ella. Ojala no sea tarde para retomar los caminos certeros de nuestros mayores, de estos pequeños grupos que aun quedan, aislados en este planeta, que viven y le dan gracias a las nubes que, aunque pasen de largo, les han enseñado como poder aprovechar su preciado liquido.