lunes, 4 de enero de 2010

La crisis del transporte marítimo




Desde hace muchos meses, los habitantes de Singapur miran al mar y no ven el horizonte. Apostada frente a sus costas, se encuentra la mayor flota de barcos mercantes jamás reunida en la historia, una gigantesca formación compuesta por miles de cargueros y petroleros y que, en su conjunto, iguale en número de barcos a las armadas de EEUU y Gran Bretaña juntas.
Los cargueros llevan anclados aquí desde que comenzó la crisis mundial y se frenó el intercambio de mercancías a escala global. El puerto de Singapur ya era uno de los más transitados del mundo, pero ahora, barcos llegados de todos los rincones del planeta han elegido estas aguas para quedarse hasta que los efectos de la crisis se vayan atenuando. El motivo es que se trata de una zona con escasas tormentas, el combustible y las reparaciones son relativamente baratas y se encuentra a corta distancia de los más importantes puertos de Asia, desde donde quizá reciban un encargo.
Los cargueros están vacíos y sin tripulaciones, apenas unos hombres para evitar los actos de piratería, así que algunos lugareños ya hablan de “barcos fantasma”. Los barcos se apartan de la costa porque así no pagan los costes del puerto y la ley les permite permanecer durante meses sintripulación. La acumulación es de tal calibre, que se aprecia en Google Maps. Las autoridades monitorizan su presencia vía satélite y advierten del creciente peligro de colisiones por la congestión entre las aguas de Malasia e Indonesia.

En el origen de esta situación está la crisis y la caída de los precios. Hace un año, por estas fechas, contratar un barco de 80.000 toneladas costaba unos 50.000 dólares al día y ahora, se paga hasta 10 veces menos. Las compañías no reciben encargos y no pueden trabajar, de ésta manera, la cadena afecta a miles de trabajadores, a las operaciones de estiba y desestiba así como a los astilleros de todo el planeta. El día en que la zona se despeje, significará que la actividad comercial mundial se ha puesto de nuevo en marcha.
No me puedo resistir a hacer el siguiente comentario:
Considerando que la crisis afecta a todo el sistema de transporte mundial, y que éste es uno de los mayores generadores del CO2 causante del calentamiento climático, ¿Sería conveniente para la buena salud del planeta que siguiéramos en crisis permanentemente?


Share/Bookmark

1 comentario:

Ana E. dijo...

Desconocía esta situación y, desde luego,impresiona ver tantos barcos hacinados en ese trozo de mar. Tu comentario final da mucho que pensar: ¿será esta crisis un "respirito" para el planeta y una lección para la humanidad? (sin olvidar a quienes lo están pasando realmente mal, tanto por la crisis actual como por las desigualdades a las que seguimos sin "encontrar" solución). Enhorabuena por este post en particular y por tu blog, en general. Te lo estás currando, compañero.
Un besote.