domingo, 28 de marzo de 2010

Ley Antidescargas

La llamada ley antidescargas se ha convertido en uno de los aspectos más visibles y criticados de la Ley de Economía Sostenible del Gobierno

Le guste o no, la ministra de Cultura Ángeles González-Sinde se ha hecho un hueco más que destacado en Internet. Desde que accedió a la cartera tras pasar por la presidencia de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, su prioridad fue articular un sistema legal contra la piratería informática que asfixia al mercado audiovisual y, por fin, ya lo ha conseguido, a falta de su tramitación en el Congreso.

Forma parte de la disposición adicional de la ley de Economía sostenible que aprobó la semana pasada el consejo de ministros, pero pasará a la historia como la «Ley Sinde». Sin embargo, no es precisamente uno de los aspectos más populares de esta ley. Desde que se filtraron los primeros detalles de la disposición con la que el Gobierno dará cobertura legal al cierre de las webs que enlacen a contenidos protegidos por derechos de autor —no sólo de descargas ilegales—, sin necesidad de orden judicial, González-Sinde se ha convertido en la «bestia negra» para miles de internautas.

Las críticas más duras insinúan que la ministra no ha sabido dejar atrás sus intereses como responsable del sector audiovisual español y defienden que la regulación actual es suficiente. De hecho, tanto la Asociación de Internautas como los principales portales y blogs insisten en que la justicia ya está persiguiendo aquellas páginas en las que se aloja contenido ilegal con ánimo de lucro y que no es necesario crear ninguna comisión que actúe de forma paralela a los tribunales.

Un alternativa de negocio
La polémica abierta en España sobre el control de páginas webs en las que se aloje material protegido por derechos de autor y las pérdidas que puede ocasionar en el sector choca de frente con los resultados que, por ejemplo, están obteniendo algunos autores gracias, en parte, a servicios como Youtube.

Desde hace tiempo, la compañía ha puesto al servicio de las productoras un rastreador que busca y localiza aquellos videos colgados ilegalmente para, en lugar de desactivarlos, incrustar publicidad que permita directamente descargarse, por ejemplo, el disco completo, la canción o películas relacionadas de forma legal a través de servicios como Amazon o iTunes. Este mecanismo ha resultado ser bastante rentable, y algunos artistas han experimentado un repunte en las ventas espectacular con cifras casi inimaginables. Según los responsables de esta herramienta, el dúo de cómicos británicos Monty Python incrementó las ventas de su películas en un 16.200%.

http://www.levante-emv.com/tecnologia/2010/03/26/patata-caliente-gonzalez-sinde/690733.html

No hay comentarios: