jueves, 15 de julio de 2010

Derriban un árbol en San Isidro para encauzar el Barranco Cha Joaquina

A pesar de tratarse de una obra planificada hace años, la falta de previsión les hace derribar un laurel de indias de considerables dimensiones
A consecuencia del inicio de las obras de la segunda fase del encauzamiento del barranco Cha Joaquina, los operarios han derribado un árbol que impedía el paso de las máquinas. Nadie se preocupó en su momento de prever dicha eventualidad, máxime cuando se viene anunciando a bombo y platillo el inminente comienzo de las obras desde noviembre del año pasado.

En declaraciones al periódico El Día, la alcaldesa de Granadilla afirmaba el 1 de noviembre de 2009: "se trata de la continuación de la primera fase de este proyecto, que ya está prácticamente concluido, y que ahora toca el turno de continuar con la segunda fase en dos tramos diferentes, concretamente desde la carretera Atogo hasta la calle Charco Redondo".

Con una inversión superior a 1.200.000 euros, los responsables del proyecto no han tenido ni tiempo ni dinero para trasplantar un ejemplar digno de ser respetado. Tal y como hicieron en Cruz de Tea, derribando
la morera centenaria que se encontraba junto a la ermita de Ntra. Señora del Buen Viaje, tampoco esta vez han tenido recato alguno en arrasar con cualquier especie arbórea que estorbe para poner su cemento y poder cortar cintas inaugurales.

Lo paradójico del hecho es que se encauza el barranco para habilitar zonas verdes en sus márgenes.
La pregunta que necesariamente hay que hacerse es: ¿Dónde estaba el concejal de Medio Ambiente cuando se planificaba la obra? ¿Dónde estaba cuando hace cuatro meses, el 11 de marzo para ser más exactos, se anunciaba a la prensa la firma del acta de replanteo entre ayuntamiento y cabildo?

Al parecer al señor Antonio Cabrera la única obra que le trae de cabeza es la del puerto industrial de Granadilla. Moreras, laureles de indias; eso son especies menores comparadas con las sebas que él y los suyos defiende en Bruselas.

Si uno que se dice amante de la naturaleza y de lo canario, no es capaz de defender un solo árbol, porque una sola rama de ese árbol contenga el fruto y la razón de existir de dos simples aves; si no es capaz de eso, ni está para ejercer su autoridad cuando las circunstancias lo requieren; será mejor que deje esas responsabilidades para quien sepa o pueda ejercerlas.

2 comentarios:

Willy dijo...

Es que estos gobernantes no es que sean malos, nooooooo, es que son malisiiiiiiímossssss.Y luego hablan del medioambiente esos cabestros de Antonio y José Luis. Cuando yo digo que son todos unos “mindundis” y unos “robaperas”.
Saluditos socialistas

Garavito dijo...

Jajaja!!! Me encanta lo de mindundis.