martes, 24 de mayo de 2011

Agradecimiento

No comprendo cómo es que se me hace tan difícil escribir unas sencillas líneas de agradecimiento. Debe ser que como es tan grande la deuda que mantengo con mis benefactores, ningún discurso será suficiente.

Quiero agradecer en primer lugar, a la persona que más quiero en este mundo: su confianza, su constante apoyo moral así como económico, su pertinaz perseverancia por mantenernos unidos, sus momentos de bajona que me han hecho sentirme necesario, su aliento en los momentos más difíciles y tristes de mi vida, su presencia vital en nuestros pateos por los paisajes de su Granadilla, que ahora es mía también. Ana Esther Flores Ventura, me ha ayudado a entender que Granadilla es diferente, como lo es cualquier pueblo de esta hermosa isla. Que hay que estudiarla, caminarla, olerla, tocarla, oírla y hablarla, para poder llegar a comprenderla.

En segundo lugar, agradezco el entusiasmo con que la gran familia socialista granadillera ha acogido siempre mis ideas y trabajos. Ahora sé que nada de lo que yo haya podido hacer, hubiera tenido efecto alguno, de no ser por el gran equipo que me arropaba. Me gustaría nombrarlos a todos, pero estoy seguro de que me olvidaría de muchos, ya que nosotros sí que somos más y lo hemos demostrado.

En tercer lugar y no por ello menos importante, está el inmenso agradecimiento que siento por la impagable ayuda de mi hermana María (Maruchi); siempre intentando conseguirme un trabajo, sin su soporte yo no hubiera llegado hasta aquí.

Han transcurrido casi tres años y medio desde que el grupo tripartito gobernante en Granadilla de Abona, decidiera prescindir de mis servicios profesionales. Un mal calculado empujón, que me envió de bruces hacia los brazos de sus más odiados adversarios políticos.

He de confesar que hasta entonces ni era militante del PSOE, ni tenía interés alguno por serlo; simplemente me unía a este grupo humano “mi admiración por Jaime y mi amor por Ana Esther”, tal y como le manifesté en cierta ocasión al novato concejal de Coalición Canaria, José Domingo Regalado, un insensible político, que decidió dejarme sin sustento, a causa de mis afinidades personales y políticas extraídas de esta sincera frase.

He invertido todo este tiempo en la consecución de un único objetivo: dignificar la figura de Jaime y Ana Esther, así como la de los demás compañeros del anterior grupo de gobierno socialista. No he dejado de pensar, estudiar y trabajar en la forma de aplicar mis conocimientos a la política de comunicación del Partido, para contrarrestar la indecorosa manera en que el gobierno municipal, usaba todos los medios posibles para desprestigiar a la gran familia socialista y a Jaime González Cejas en especial.

HP Designjet Z3100
Impresora de 12 tintas
Calidad fotográfica
Vaya por el concejal de Coalición Canaria, José Domingo Regalado, mi último y más pequeño agradecimiento, pero gratitud al fin y al cabo. Gracias por ser haber cometido la imprudencia de facilitarme los medios económicos, para adquirir la máquina que imprimió las vallas y paneles de nuestra campaña a precios de risa. Gracias por la oportunidad que me has brindado de transitar un campo totalmente desconocido para mí como trabajador de la imagen: el GRAN FORMATO. Gracias también por haberme facilitado las 24 horas del día de cada uno de esos más de 1.200 días, para conseguir apearte de tu pedestal.

Néstor Martínez Garavito.

6 comentarios:

Ana E. dijo...

Querido Néstor (porque sabes que te quiero): aunque te suene a tópico, la palabra "Gracias" me resulta corta para decirte lo que he sentido al leer esta nota tuya. Porque ese agradecimiento va más allá. Mis momentos de bajona (muchos en estos años, a causa del dolor inmenso sufrido por las injurias de algunos) se han mitigado con tu vitalidad constante, tus enseñanzas, maestro de la naturaleza (de las aves, de las flores, de las piedras...), de tantos detalles que pueden pasar desapercibidos a cualquiera excepto a tus sensibles ojos. Diría Benedetti que "en la naturaleza hay paisajes tan hermosos, que uno corre a comprarles un marco". He tenido la inmensa suerte, compañero, de observar directamente esas bellezas contigo antes de enmarcarlas.

Te llamo compañero porque tu compañía ha sido vital cada día, cada hora, tanto para la alegría que contagias con tus "payasadas", como para desahogar angustias que he querido evitar a mi familia, que bastante ha sufrido.

Hace 8 años, Jaime me invitó a compartir una aventura que le agradeceré toda la vida; conocer mejor a mi pueblo, acercarme a mi gente y ponerme al servicio de quienes me necesitan. E inmersa en esa aventura, te conocí. Empecé a admirar tu capacidad de trabajo, tu tesón ("cabezonería", que diría alguien) y aún sigo admirándote porque, simplemente, eres un genio, un auténtico creador de maravillas con casi nada, con tu cámara, tu impresora y tu imaginación. Pero además, aunque lo escondas para el mundo, a mí sí me has permitido conocer las dimensiones de tu corazón y eso, compañero, es un privilegio. Con mis insomnios y mis miedos, mis euforias y niñadas, mis inseguridades y mis fortalezas, TE QUIERO.

Garavito dijo...

La verdad es que yo nunca fui como tú me describes. Debe haber sido tu cercanía lo que me ha transformado en esa persona de la que hablas.

Tú eres motivo, tú la inspiración, tú mi alma gemela, eres tú la magia y mi mayor vocación. TE QUIERO.

Jacobito dijo...

Palabras más que sinceras y ciertamente difíciles de redactar. Palabras llenas de rabia, pero rabia con alegría porque los frutos de todo ese esfuerzo ahí están y seguirán llegando. Sabes que te comprendo ya que he me han despedido por decir verdades contra ellos, pero es lo que toca. El tiempo pone a cada uno en su sitio y así es, con tesón, cabezonería, esfuerzo e inteligencia.

Garavito dijo...

En la política, como en la vida misma; no deberíamos nunca subestimar a nadie, por pequeño que nos parezca. Esta es una lección que no creo que personajes tan altivos como José Domingo lleguen nunca a aprender; pero es esencial que nosotros como socialistas, lo tengamos siempre presente: no se puede jugar con la vida de los demás.
Gracias, Jacob.

Mayra Candía dijo...

Gracias a ti, por haber contribuido a la amplificación de voces pequeñas, voces sin peso, de esas que siempre chillan sus verdades con la única garantía inquebrantable de una conciencia limpia. Gracias por hacerte eco del humanismo de Jaime y sus seguidores.

Garavito dijo...

Gracias, Mayra; yo solamente he tratado de aportar mi granito de arena al ilusionante proyecto socialista, para enfrentarlo a la más grande injusticia que ha tenido que soportar el pueblo de Granadilla.

Pero la lucha continúa y, si logramos llegar a gobernar, la lucha será más dura aún. No debemos relajarnos en ningún momento.

Gracias de nuevo por tu decidido apoyo.